Química! Es lo que marca nuestras aventuras en la fotografía de bodas; esa confianza innata que surge de nuestras parejas y que termina ocsionando que nuestras parejas no sean simplemente clientes sino que nos reciben en sus celebraciones como amigos que van a crear los recuerdos más bonitos de su gran día.

La boda de Marta y David fue, a todas luces, una celebración de la vida y el amor. Fue un placer absoluto ser parte de la alegría y la felicidad absoluta que transmiten en todos los que los rodean … desde los niños más pequeños … hasta las abuelitas más lindas. Nuestras cámaras capturaron todo tipo de emociones, tantas que nos hicieron vibrar durante todo el día.

Ser fotógrafo de bodas en Jaén nos permite poder realizar fotos de exteriores en lugares maravillosos, como el claustro del Antiguo Hospital de San Juan de Dios, donde después de la ceremonia hicimos unas fotos maravillosas en las que Marta & David, ya relajados, demostraron todo la complicidad y el amor que les une.

Sin duda son una pareja increíble con la que estamos super agradecidos, porque siempre tienen palabras bonitas para nosotros y se han dejado llevar por nuestro criterio y nuestro trabajo sin dudar.