Bárbara y Ángel llevaban las emociones a flor de piel. Los vi a ambos durante los discursos de sus amigos y familiares. Hubo muchas risas, pero también hubo homenajes intensos que hicieron aflorar los sentimientos más profundos.

La proximidad como fotógrafos de bodas, especialmente en una boda al aire libre, nos permite presenciar momentos sutiles y fugaces que incluso los invitados no llegan a percibir.

Me gusta mucho cómo son, porque son reales y sienten las cosas sin miedo a expresarlas.

Para Bárbara y Ángel no hubiera sido suficiente simplemente con tener una boda clásica, ellos adoran a sus familiares y amigos, por lo que esta celebración ya épica fue elevada a cada paso con sorpresas, emociones y un nivel de juerga que nunca antes habíamos visto.

 

Fotografo de boda en Jaen

@pedro_volana_weddings